"‎LOS PUEBLOS, LOS HOMBRES SE ENFRÍAN POR AUSENCIA DE ESPÍRITU. PERO ESTAMOS NOSOTROS, CON PEDERNAL Y YESCA, CON MELODÍAS Y CANTARES, POEMAS Y REFLEXIONES , ALTO DESVELO Y SUEÑOS DE TODO TIPO, PARA ENTIBIAR LAS HORAS DE AQUELLOS QUE NO QUIEREN CONGELARSE."
-Atahualpa Yupanqui-

desde "LA CANCIÓN VERDADERA" un libro de Victor Heredia

"...A. Yupanqui nunca cedió un palmo ante el avance de artistas que desde la mediocridad hicieron tanto daño a la cultura como el éxito económico que obtuvieron, preservó con hidalguía su forma y honró los contenidos. La canción popular también se ha fortalecido desde su verdad y vence la propia añoranza y el embate de los medios que la ignoran. No le quita el sueño resistir, ella sigue alumbrando el camino día a día en cuanta reunión de jóvenes reverbera una guitarra..."



lunes

ANÉCDOTARIO VIVIENTE DE JOSÉ ÁNGEL TRELLES


RECORDANDO A
RUBEN JUÁREZ:
UNA ESCENA, YO ESTABA PARADO CASI EN UN EXTREMO DEL ESCENARIO, DECIDIENDO MATAR A UN HOMBRE O MORIR EN EL INTENTO. MI ACTITUD DEBÍA SER LA DE UN HOMBRE DECIDIO A JUGARSE LA VIDA. A MI ALREDEDOR TERMINABAN DE BAILAR UN TANGO, SEIS O SIETE PAREJAS DE BAILARINES. ACTO SEGUIDO, MIENTRAS LA ESCENA SEGUÍA DESARROLANDOSE , UNA COMPAÑERA VESTIDA CON POLLERA LARGA Y ANCHA, IBA, DE UNO EN UNO, SIRVIENDO EMPANADAS . EMPANADAS DE VERDAD. UNA NOCHE VEO QUE LA NIÑA QUE SERVÍA , TRATABA DE APARTARSE DEL NEGRO QUERIDO, PERO NO PODÍA. ENTONCES DESCUBRO QUE, CON LA MANO QUE EL PÚBLICO NO VEÍA, LA TENÍA TOMADA DE LA POLLERA Y LE COMÍA TODAS LAS EMPANADAS QUE PODÍA. YO NO PODÍA CREERLO Y EL , SE DIO CUENTA QUE LO HABÍA VISTO. ENTONCES DE COSTADITO Y EN VOS BAJA ME DICE : “TRICOTA ME MORFÉ, TRICOTA”
¿HABRÁ SOBRE LA TIERRA ALGUIEN QUE ME DIGA, COMO CARAJO HACÍA YO PARA TENER LA ACTITUD QUE LA ESCENA REQUERÍA Y NO IR A DARLE UN BESO Y UN ABRAZO A ESE NEGRO QUERIDO?

1 comentario:

  1. Divertida anécdota, digna de ser contada y leída.

    Un abrazo

    ResponderEliminar